Sáb, 19 de Agosto de 2017 | 13:49 hs

Objetivos y Funciones

La Municipalidad de Santo tomé en virtud de un convenio firmado con la Asociación de Defensa del Consumidor (ADELCO Santa Fe) ha puesto en marcha en nuestra ciudad, la OFICINA MUNICIPAL DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR Y USUARIO, decisión que se enmarca en las acciones tendientes a construir una conducta ciudadana responsable y a jerarquizar los espacios de participación comunitaria

¿Cómo actúa la Oficina Municipal de Atención al Consumidor y Usuario?

Si un consumidor o usuario reclama a través de la Oficina Municipal de Atención al Consumidor y Usuario, esta le indicará los caminos a seguir, intervendrá directamente ante el comerciante, fabricante, o a las respectivas cámaras o ante el propio Estado si el problema fuera de su competencia.

¿Quienes son consumidores y quienes usuarios?

Consumidores son aquellos que compran y usan todo tipo de productos o servicios a nivel personal o familiar, mientras que se considera Usuarios a aquellas personas que contratan servicios ya sean Estatales o privados.
La característica común a ambas posiciones es que otorgan derechos que debemos hacer respetar y exigir. Por eso es muy importante conocer a fondo nuestros derechos informándonos, comparando y cuando sea necesario, reclamando ante quien corresponda.

¿Cuales son los derechos de usuarios y consumidores?

Básicamente podemos clasificar estos derechos en:

  • Protección de su salud y seguridad..
  • Protección y promoción de los intereses económicos de los consumidores
  • Acceso a la información adecuada y veraz que les permita hacer elecciones bien fundadas, conforme a los deseos y necesidades de cada uno.
  • Educación del consumidor escolar y adulto.
  • Posibilidad de compensación efectiva.
  • Libertad de constituir grupos o asociaciones de consumidores para ser respetados.

¿Qué se necesita para iniciar un reclamo?

En primer lugar se necesita tener la convicción para reclamar, si sus derechos han sufrido abusos. Formalmente, para poder reclamar, se necesita la documentación de cada caso: facturas, recibos, remitos, contratos, garantías, presupuestos, etc. a los efectos de poder comprobar los derechos que le asisten como consumidor y hacerlos valer.
Por ello recomendamos ante cada compra o contrato guardar toda la documentación un tiempo prudencial. Además antes de firmar cualquier tipo de documento se lo debe leer con detenimiento y si le quedan dudas, no firmarlo; tampoco hacerlo dejando espacios en blanco, y exigir siempre que se coloquen en las facturas todos los detalles, inclusive la fecha de entrega y las condiciones de la misma.

Noticias destacadas