Jue, 19 de Abril de 2018 | 20:22 hs

29.12.2017

Daniela Qüesta: “la posibilidad de conectarnos al Acueducto está en manos de los concejales”

La intendente Daniela Qüesta se refirió a lo sucedido en la última sesión extraordinaria del Concejo Municipal, en la cual se aprobó la autorización al Municipio para firmar con la Provincia el convenio de adhesión al sistema del acueducto Desvío Arijón – Norte I, que permitirá abastecer a la ciudad con agua potable de mejor calidad, extraída del río Coronda.

Cabe recordar que en dicha sesión, además, los ediles de la oposición (PJ y Cambiemos) impusieron su mayoría para determinar el pase a comisión de la propuesta de modificación de la ordenanza tributaria que permitiría adecuar la tasa retributiva de servicios sanitarios a los nuevos costos del servicio. 

Al respecto, la intendente manifestó que “esto representa una preocupación muy grande para nosotros y en algún punto también una decepción, ya que previamente agotamos todas las instancias posibles para transparentar y poner sobre la mesa la información necesaria a los concejales, a fin de que tuvieran en claro la estructura de costos que significará incorporarnos a esta nueva modalidad de servicio”.

En relación con esto último, la mandataria recordó que “por iniciativa del Ejecutivo municipal generamos numerosas reuniones, tanto en la Municipalidad como en el Ministerio, de las cuales participaron los concejales con los equipos técnicos del proyecto y hasta el propio ministro Garibay, siempre con la intención de que se comprendiera cuáles eran las complejidades que conlleva convenio”.

Qüesta destacó que “en todas estas instancias, siempre planteamos la necesidad de incorporar un ítem en el cálculo de la tasa de servicios sanitarios que considere la diferencia en el costo que implicará adquirir el agua a la empresa Aguas Santafesinas SA (ASSA)”.

Respecto al funcionamiento actual del sistema, la intendente explicó que “hasta ahora la municipalidad bombea, clora y distribuye el agua. A partir de la conexión al acueducto lo que cambiará es que el agua, en lugar de ser bombeada desde las napas, sería provista por Aguas Santafesinas SA y bombeada desde cisternas a las que llegaría el agua del acueducto. Esto significa que la distribución la vamos a seguir haciendo desde el Municipio, pero con este costo mayor que representará comprar el agua del acueducto”.

“La pelota ahora la tienen los concejales”, afirmó Qüesta. “Si no están dispuestos a aprobar la actualización de la ordenanza tributaria, que se hagan responsables de esa decisión y le digan que no al acueducto. Porque de otro modo, nos veremos obligados a firmar el convenio que nos brinda la posibilidad de conectarnos al sistema, pero sin tener garantizados los recursos que nos permitirán sostener el servicio”, agregó.

En este sentido, la mandataria estimó que “luego de los 4 meses iniciales de gracia, nos quedarán sólo dos posibilidades: desconectarnos del acueducto o bien dejar de prestar algún otro servicio hasta compensar los fondos necesarios para pagarlo. En este último caso, les pediría a los concejales que definan qué deberíamos dejar de lado: los talleres en los barrios, la asistencia social, o qué otra prestación”.

Respecto al impacto que este incremento de costos puede significar en el bolsillo del contribuyente, Qüesta mencionó que “el aumento necesario para sostener el costo del nuevo servicio, en términos nominales, está en el orden de los ochenta a cien pesos, respecto a lo que el vecino promedio paga hoy”.

“Queremos dejar en claro que nosotros también estamos defendiendo el bolsillo del contribuyente, pero hay que ser responsables en esto. Una deuda del Estado municipal es una deuda de todos los santotomesinos, no de la intendente”. Por otra parte, mencionó que “siempre tuvimos y seguiremos teniendo en cuenta los casos sociales, ya que de ellos nos hacemos cargo como Estado”.

Finalmente, la intendente Qüesta sostuvo que desde el gobierno municipal “hemos sido totalmente sinceros y transparentes en este proceso de incorporación al Acueducto. Pusimos todas las cartas sobre la mesa y pienso que no recibimos, de parte de la mayoría de los concejales, la misma sinceridad con la que nosotros nos manejamos. Es una actitud que no perjudica a esta intendente, sino a todos y cada uno de los santotomesinos a los que no podemos garantizarle un servicio de mejor calidad que el actual”, completó.

Más en esta sección

Noticias destacadas